La comunidad internacional interviene para detener violencia contra la Nación Rapa Nui

WASHINGTON, DC. – La intensificación de la violencia entre los clanes Rapa Nui y el Gobierno de Chile en la isla Rapa Nui, también conocida como “Isla de Pascua”, ha requerido la acción por parte de un órgano internacional de derechos humanos.

Erity Teave, Directora Ejecutiva de Derechos Humanos del Parlamento Rapa Nui, habla sobre la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de conceder medidas cautelares a favor de la Nación Rapa Nui.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha concedido medidas cautelares, a fin de detener en forma inmediata el uso violento de fuerzas armadas contra los clanes Rapa Nui e iniciar una investigación sobre recientes eventos.  Indian Law Resource Center solicitó a la CIDH la concesión de medidas cautelares a favor de la Nación Rapa Nui.

“La acción por parte de la CIDH valida nuestras preocupaciones en torno a las violaciones de derechos humanos que están ocurriendo en la isla Rapa Nui,” dijo Leonardo Crippa, Abogado de Indian Law Resource Center. “El gobierno de Chile debe revisar su política sobre asuntos Rapa Nui, adoptar medidas para cumplir con el derecho internacional de derechos humanos e iniciar un diálogo político transparente con la Nación Rapa Nui.”

Las medidas cautelares llaman al gobierno de Chile a garantizar que ninguna acción estatal ponga en riesgo el derecho a la vida y el derecho a la integridad personal de los clanes durante protestas o desalojos, incluyendo desalojos de espacios públicos o de propiedad fiscal o privada.

La CIDH supervisará las negociaciones entre Rapa Nui y el gobierno Chileno para encontrar soluciones pacíficas.

Esta decisión tiene lugar en un momento crítico. Recientemente, el domingo 6 de Febrero de 2011, fuerzas armadas de Chile llevaron a cabo otro desalojo. Miembros del clan Hito, que estaban ocupando un hotel que está situado en sus tierras ancestrales, fueron detenidos.

“Chile debería inmediatamente discontinuar el uso de desalojos forzosos, arrestos y persecución penal contra los miembros de los clanes Rapa Nui reivindicando tierras ancestrales, a fin de responder en forma previa y adecuada los legítimos reclamos territoriales de la Nación Rapa Nui,” indico Crippa.

A fines de 2010, Chile envió fuerzas armadas adicionales a la pequeña isla y comenzó forzosamente a desalojar miembros de los clanes Rapa Nui de sus tierras ancestrales y sitios sagrados. Dos incidentes en Diciembre de 2010 resultaron en violentos encuentros y en detenciones de al menos 10 miembros de los clanes Rapa Nui. En ambos incidentes, miembros desarmados de los clanes fueron golpeados y disparados con perdigones en su contra.

La isla está ubicada en el sureste del Océano Pacífico y es un territorio especial de Chile, en virtud de la inscripción registral realizada por Chile sin el consentimiento de la Nación Rapa Nui en 1933. La mayoría de los 36 clanes Rapa Nui han estado inmersos en un proceso de reivindicación de sus derechos de propiedad colectiva a sus tierras ancestrales y autogobierno, así como protección de sus sitios sagrados.

En el marco de una visita a la isla Rapa Nui realizada a fines de Agosto de 2010, el equipo del Centro pudo constatar la situación crítica por la que atraviesa la Nación Rapa Nui debido a la elevada presencia de fuerzas policiales. En el mes de Octubre, el Centro presentó una solicitud de medidas cautelares a la CIDH ante el arribo a la isla de mayores elementos de las fuerzas armadas de Chile.

http://www.indianlaw.org/node/780. Enviado por [email protected]

Deixe um comentário

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.