8 de cada 10 frutas y verduras contienen agrotóxicos

Urgente24

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) determinó que ocho de cada diez alimentos vendidos en verdulerías de dicha ciudad bonaerense están contaminados con los agrotóxicos que se utilizan en las explotaciones agrícolas para combatir las plagas. Piden medidas urgentes al Gobierno.

Ocho de cada diez alimentos vendidos en verdulerías están contaminados con los agrotóxicos que se utilizan en las explotaciones agrícolas para combatir las plagas, según un estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El estudio analizó 60 muestras de frutas y verduras y halló plaguicidas (insecticidas y fungicidas) en el 83% de los cítricos y las zanahorias; el 78% en morrones y 70% en verduras de hoja. Tras analizar verduras de hoja verde, cítricos y hortalizas que son comercializados en verdulerías de La Plata y, por ende, consumido por los ciudadanos en forma directa, los expertos determinaron resultados alarmantes.

El 76,6% tenía al menos un químico y el 27,7% de las muestras tenía entre tres y cinco agroquímicos. Los alimentos contenían los insecticidas lambdacialotrina, endosulfán, clorpirifos y cipermetrina. Y los fungicidas (para hongos) tebuconazole, tpoxiconazol, según el estudio.

“La variedad de plaguicidas es muy grande. Y el cóctel de químicos es muy fuerte”, aseguró Damián Marino, codirector del trabajo, y señaló que entre los productos que más se detectaron está el insecticida “endosulfán“, prohibido en la Argentina desde 2013.

“Plaguicidas. Los condimentos no declarados”, es el nombre del estudio realizado por investigadores del Espacio Multidisciplinario de Interacción Socio Ambiental (Emisa), de la UNLP.

El trabajo, realizado entre noviembre de 2014 y abril de 2015, analizó 60 muestras de frutas y verduras.

Estos son los amigos del famoso herbicida glifosato”, destacó Damián Marino, cuando presentó su trabajo en el Congreso de Salud  Socioambiental de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario.

Los investigadores coinciden en la importancia de estudiar y alertar sobre el uso del herbicida glifosato (el más utilizado en el país, en soja y maíz, entre otros), pero también remarcan que sus “amigos”están presentes de manera cotidiana en la mesa de los argentinos.

El trabajo afirma que los pequeños productores son también víctimas del modelo que los impulsa a utilizar los plaguicidas e insta a que los gobiernos tomen medidas urgentes y llama la atención: la solución no pasa por reemplazar un veneno por otro, sino en dejar de usarlos.

Enviada por Zuleica Nycz.

Deixe uma resposta

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.