UFGD lança “Capitalismo Verde e Transgressões: Amazônia no Espelho de Caliban”, de Elder Andrade de Paula

capa-livro-Capitalismo-verde

Tania Pacheco- Combate Racismo Ambiental

Capitalismo Verde e Transgressões, de  Elder Andrade de Paula, está sendo lançado pela Editora da Universidade Federal da Grande Dourados, UFGD. O livro, que tem como subtítulo “Amazônia no Espelho de Caliban”, é resultado do pós-doutorado de seu autor. Nas palavras de Ana Esther Ceceña, que assina um Prólogo que é excelente convite à leitura da obra, Elder elege como personagem central a tríplice fronteira formada por Brasil, Peru e Bolívia. Três países Amazônicos sob ataque de um desenvolvimentismo suicida, produto do que ela chama de “capitalismo senil, llamado verde”. Leia mais, pois vale a pena e apresenta de forma precisa o conteúdo do livro. 

Prologo, por Ana Esther Ceceña*

Una triple frontera, de esas que no logran reconocerse en sus diferencias sino más bien en sus interlocuciones y sus historias compartidas, es el personaje que permite a Elder Andrade de Paula poner en debate la urdimbre del capitalismo del siglo XXI, al tiempo que se develan sus entretelones locales y los entramados en que las oligarquías domésticas conectan con los grandes poderes del mundo.

Se sabe desde antaño que las fronteras dividen, encierran, fracturan y crean las condiciones para un disciplinamiento social, generalmente centralizado y sedentario. Se sabe también que las fronteras delimitan o protegen a los poderes que las colocan y que logran hacerlas pasar como producto de la voluntad colectiva. Por tanto, la transgresión de fronteras es considerada dentro de los marcos legales como una anormalidad o una excepción –y por tanto no es referente de estudio- cuando en verdad, como lo propone de Paula, es una práctica reiterada y un principio consustancial de funcionamiento del capitalismo en todos los ámbitos y en todos los tiempos. El poder simultáneamente las coloca y las violenta, en la medida que le resultan limitantes. De ahí que teorizar la realidad a partir de las transgresiones suponga a la vez una desfetichización de la realidad, un atrevimiento creativo y una transgresión de la ortodoxia, de la mayor importancia teórica y política.

Fronteras en lugares selváticos han sido siempre complicadas de establecer. La vida fluye desde y hacia sus lados sin preguntarse sobre las líneas imaginarias establecidas por algunos poderosos que en la mayoría de los casos las trazaron sin siquiera conocer el lugar. A veces sabiendo que con ellas fragmentaban pueblos y procesos adversos o simplemente distintos a los que había pretensiones de dominar. A veces sólo calculando abarcar la mayor extensión para disponer de sus riquezas.

Como quiera, las fronteras selváticas son mucho más permisivas que las otras. La geopolítica las identifica como fronteras porosas, aunque la mayoría de las veces son más bien “poco contactadas”. Muchas de ellas nos recuerdan las costumbres de siglos y hasta de milenios anteriores. La sobrevivencia en ellas tiene sus propias dinámicas y reglas, establecidas a través de las prácticas reiteradas. No son tierra de nadie, como tampoco lo eran el Lejano Oeste o el supuesto desierto argentino. Sólo son tierras alejadas del Estado –y ése es en gran medida su código secreto- que por ello entretejen sus historias con claves diferentes.

La perspectiva de análisis adoptada en Capitalismo verde e transgressões: Amazônia no espelho de Caliban  tiene la virtud del lente del arqueólogo que avanza partiendo de las capilaridades de las relaciones sociales no sólo para que éstas puedan ser entendidas en su acontecer particular sino para descubrir también los lazos precisos que las conectan con las grandes avenidas del poder en los tiempos del capitalismo senil, llamado verde, que hoy cuenta con posibilidades tecnológicas enormes para apoderarse no sólo de la naturaleza sino de sus componentes genéticos.

El personaje de este libro, la triple frontera formada por Brasil, Perú y Bolivia, es una de esas zonas del planeta que por virtud de este desarrollo tecnológico y de la catástrofe ecológica a la que ha conducido el capitalismo, pasan de un relativo abandono o desprecio a la condición de punto crítico –hot spot– concentrador de la atención de agencias nacionales extranjeras como la USAID, o internacionales como el Banco Mundial.

En un contexto general en el que la generación de la riqueza concebida en términos capitalistas está destruyendo las condiciones de generación de la vida, regiones como la cuenca amazónica, y dentro de ella algunos puntos de particular riqueza como nuestra frontera protagonista, cobran una importancia creciente y son víctimas de la voracidad de los fuertes.

Dado que a conservação da Amazônia tem sido considerada como um dos eixos centrais no “enfrentamento dos câmbios climáticos globais” e face às afirmações de que os povos que vivem na região, bem como seus respectivos governos, seriam “incapazes” de proteger esse patrimônio natural imprescindível para o “bem-estar da humanidade”, a USAID assume para si essa “responsabilidade”.

Del año 1970 a la fecha, en que las triples fronteras amazónicas se han colocado como áreas de atención prioritaria, la huella ecológica excedió en un 50% la capacidad de recuperación de la Tierra (WWF) y los glaciares de Perú y Bolivia perdieron un tercio de su superficie. Sólo entre 1990 y 1997 se perdieron entre 5.8 y 1.4 millones de Ha. de bosques tropicales húmedos del mundo, sumando entre 2.3 y 0.7 millones de Ha. adicionales puestas en condiciones de degradación visible (Achard, Hugh et al). La disminución de especies silvestres de vertebrados fue de 31% a nivel mundial pero el decrecimiento fue de 59 5 en los trópicos y de 41% en los ecosistemas de agua dulce (CDB).

Siendo los trópicos los lugares de mayor concentración, diversidad y variabilidad genética, la translimitación ecológica los ha hecho disminuir en 60 % en menos de 40 años (WWF) y esto pone en el centro de la competencia y de la supervivencia capitalista la carrera por ocupar y monopolizar sitios como las triples fronteras amazónicas. Especialmente las triples fronteras, no sólo por sus características ambientales, sino porque su carácter multinacional permite incursionar en nuevas reglas del juego que evaden las protecciones nacionales que todavía se mantienen, creando legislaciones transfronterizas supranacionales ad hoc.

Por esta razón es tan importante que Elder inicie su trabajo cuestionando el capitalismo verde y la idea de sustentabilidad en un sistema que por su propia naturaleza la niega. Pasar de una explotación predatoria a una sustentable, como lo proponen los defensores del capitalismo verde y como bien lo destaca de Paula, es una trampa ideológica que apunta a construir un consenso activo de la sociedad mundial para el despliegue de esta nueva forma de apropiación/depredación: el capitalismo visto como salvador de la naturaleza que él mismo destruye, inevitablemente, porque está fundamentado en la objetivación del otro, aunque ese otro sean formas de vida, incluso humanas.

En una investigación que sorprende por la manera profunda y meticulosa como va recogiendo datos y pistas sueltas, vivencias y saberes orales, se reconstruye la problemática de la región desde una perspectiva integral. La economía local y el lugar de la región en la economía subcontinental se entrelazan con las historias sociales específicas y con las grandes dimensiones del capitalismo global que se van insertando poco a poco en un rompecabezas que nos descubre la realidad de manera inteligible y provocativa, alertando sobre las trampas y las pistas falsas, sobre todo cuando de reproducir vicios se trata:

Parte substancial dos grandes conflitos socioambientais em curso na Amazônia brasileira deve-se exatamente à existência de uma planificação para o desenvolvimento.

Sin ningún tipo de complacencia, el texto aborda uno de los asuntos fundamentales en los debates y la construcción de nuestros tiempos. Pone a discusión el “desarrollo” como paradigma de una forma de relacionamiento con la naturaleza y de organización de la sociedad mostrando sus límites y su naturaleza suicida, e insiste en la necesidad de construir desde otro lado, en vez de reproducir sólo cambiando nombres y fachadas.

Si bien abunda en elementos para alimentar una reflexión ecológica, la preocupación central del trabajo está puesta en la construcción de un mundo no sometido a la lógica capitalista y por ello se dedica a desentrañar la situación del trabajo y de la organización de los trabajadores que, dada la complejidad del caso, abarcan un amplio espectro.

El manejo de niveles, de aspectos, de particularidades y generalidades se hace de modo que vamos transitando lentamente de la mano de nuestro personaje hasta sentirnos en casa.

La relevancia de estudios como el que realizó de Paula, tanto desde el punto de vista académico o, más ampliamente, cognitivo, como desde el político. Nadie puede transformar una realidad que desconoce y las urgencias de los tiempos convocan a detener la catástrofe, a no reproducir sus lógicas y a crear otras formas de socialidad que abran los horizontes de la vida.

Los territorios condensan las complejidades y contradicciones de los entramados de la vida y de las modalidades de organización social. Revelan las concepciones del mundo, ya sean éstas reduccionistas (sujeto-objetos) o complementarias (intersubjetivas); los sentidos de futuro y los trazos lineales, circulares u otros con los que las sociedades suelen pensarse a sí mismas en su devenir; las visiones de satisfacción, trabajo, creación y societalidad con las que se construye la materialidad y los vínculos comunitarios; los conocimientos y saberes que se plasman en los cuidados de la vida o en las tecnologías con las que se diseña lo material y sus posibilidades; la cultura, las utopías y los imaginarios, en el sentido más amplio.

Los territorios no existen, se construyen; y están atravesados por todas las tensiones y conflictos propios de cada momento histórico y cada situación general y específica. Este libro es para conocer, para estudiar, para provocar los imaginarios libertarios y para construir el futuro. Para territorializar las utopías.

*Coordenadora do Observatório Latinoamericano de Geopolítica, UNAM, México.

Quem quiser adquirir de imediato o livro pode escrever para elderpaula@uol.com.br ou ana-patira@bol.com.br.

Deixe um comentário

O comentário deve ter seu nome e sobrenome. O e-mail é necessário, mas não será publicado.